Deseo y estructura

Para la histérica el deseo es deseo no de un objeto, sino de un deseo que se mantenga insatisfecho y desde aquello que el Otro desea.

Para el obsesivo el problema es reconocerse con respecto a su deseo. Así, a medida que va acercándose a él se desvanece, se amortigua resolviendo la evanescencia de este produciendo un deseo prohibido. Le hace al Otro sostener su deseo precisamente mediante la prohibición del Otro.

Comentários

Mensagens populares